Mostrando entradas con la etiqueta azúcar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta azúcar. Mostrar todas las entradas

jueves, 5 de marzo de 2015

Buñuelos de New Orleans (Nueva Orleans) Beignets ¿Cómo se hacen?

Los beignets o buñuelos de Nueva Orleans son un dulce típico de Luisiana de Estados Unidos. Igual que nuestra receta de buñuelos de calabaza lo es en España. Me llamaron la atención viendo la película "Tiana y el Sapo" y aquí tenéis la receta.

Estos buñuelos de New Orleans o beignets son una verdadera delicia. Te recomiendo que los prepares algún día para probarlos y quizás los comas mientras ves la película ¿Quién sabe?





INGREDIENTES - BEIGNETS - BUÑUELOS DE NUEVA ORLEANS
  • 500 gramos de harina tamizada
  • 200 ml de leche caliente
  • 2 huevos
  • 25 gramos de levadura fresca 
  • 100 ml de agua caliente
  • 1/2 cuharadita de sal
  • 70 gramos de azúcar
  • Esencia de vainilla
  • 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
CONSEJOS
  • Tamiza la harina siempre
  • Saca la mantequilla del refrigerador con mucha antelación
  • También puedes usar semillas de cardamomo para darle un toque de sabor especial. Si las vas a usar mientras calientas la leche infusiónala con las semillas de cardamomo. 

A COCINAR!!!

PREPARACIÓN

1. En un bol grande ponemos el agua templada y disolvemos la levadura fresca y el azúcar removiendo bien. Dejamos reposando unos 15 -20 minutos.

2. En otro recipiente mezclamos la leche templada, la sal y los huevos. Batimos suavemente hasta que queden uniformes y añadimos un par de cucharaditas de esencia de vainilla. Depende de la intensidad que quieras y de lo que te guste ese sabor en particular claro.

3. Añadimos la mezcla de huevo y leche al bol de agua y levadura, removemos bien hasta que todo quede integrado. Después cucharada a cucharada vamos añadiendo la harina. Tenemos que asegurarnos que no queden grumos, así que mejor tamizarla antes. Al mismo tiempo vamos incorporando la mantequilla poco a poco. Al final tenemos que tener una masa uniforme y sin grumos parecida a la del pan. La dejamos reposar durante unos 15 minutos.

4. Sobre una superficie plana y limpia apta para amasar espolvorea harina. Amasa durante unos minutos hasta que no se pegue a los dedos ni a la mesa. Entonces la hacemos una bola, la ponemos en un bol grande y lo tapamos con papel transparente. Hay que dejarla reposar durante dos horas para que la masa suba. Ten en cuenta que va a crecer más de el triple así que usa un recipiente grande.

5. Ahora volvemos a espolvorear harina sobre la mesa sacamos la masa del bol y la amasamos ligeramente para después aplánala con un rodillo suavemente sobre la mesa. Recuerda enharinar el rodillo también. Deja un grosor de un dedo o poco más. Contra más grosor dejes más altos serán los buñuelos. Ahora solo queda cortarlos en porciones iguales, puedes usar un molde o un cuchillo. La forma tradicional es rectangular. 

6. Ahora solo nos falta freírlos en abundante aceite de girasol. Yo te recomiendo hacerlo máximo de dos en dos. Tienen que quedar dorados pero dejando una línea central más blanquita. Hay que estar muy atentos al aceite. Unos segundos de descuido puede significar buñuelos quemados y aceite estropeado. 

7. Según salen del fuego los ponemos sobre papel de secar para que expulsen el exceso de aceite. Una vez fríos tienes la posibilidad de ponerles un poco de miel por encima y espolvorear azúcar glas y si no te gustan con miel poner solo el azúcar en polvo. Y ya tienes tus buñuelos al estilo de New Orleans o Beignets. Los mismos que preparaba Tiana pero seguro que más ricos. 

PRESENTACIÓN

Como ya os he comentado una vez terminados puedes usar miel, siropes, azúcar glaseada, mezclar agua con azúcar y untarlos con una brocha... Lo que tu quieras. 

ORIGEN E HISTORIA

Los buñuelos son conocidos en el mundo entero. Desde Valencia hasta Nueva Orleans, pasando por China y muchos países del norte de África. Es por lo tanto complicado especificar su principal raíz, aunque todo hace pensar que sea uno de los muchísimos dulces que los árabes trajeron a España durante su estancia en la península. 

En la película de Disney "Tiana y el principe Sapo" La protagonista es toda una especialista en este postre tan popularizado en la ciudad sureña de New Orleans. Allí los toman tanto como desayuno, almuerzo, merienda, o cena. Seguro que muchos y muchas de los que habéis visto la película os habréis encaprichado con uno de estos riquísimos buñuelos o Beignets.



 OTRAS RECETAS DE MI BLOG QUE PUEDEN INTERESARTE

4.70/5 – 1379

lunes, 3 de marzo de 2014

Tocinillo de Cielo Receta

El Tocinillo de Cielo o Tocino de Cielo es uno de los dulces más tradicionales de nuestra gastronomía. Todos hemos comido Tocinillo de Cielo alguna vez, pero ¿Hace cuanto que no lo pruebas? Por desgracia es uno de esos muchos dulces típicos que se está viendo arrinconado por la nueva repostería. Aquí tenéis una de las mejores recetas que he usado para hacer Tocino de Cielo así que ya no hay excusa. Es fácil, rápido y sale siempre bien. Aquí tenéis la receta http://elplatotipico.blogspot.com.es/2014/03/tocinillo-de-cielo-receta.html

Con todas las claras que te van a sobrar puedes elaborar unos fantásticos soplillos, merengues o usarlas para hacer un frostig de queso... Mira si tienes opciones.





INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 450g DE AZÚCAR BLANCA
  • 10 YEMAS DE HUEVO
  • 1 VASO DE AGUA DE CALIDAD
  • CARAMELO LÍQUIDO
  • 1 LIMÓN
  • 1 RAMITA DE CANELA

UTENSILIOS DE COCINA

Cazos, un bol grande o cuenco para batir, moldes, un tamizador o colador. 


A COCINAR!!!

1. Preparar el almíbar para los Tocinillos de Cielo. Para ello vamos a poner el vaso de agua en un cazo junto con el azúcar. También vamos añadir la ramita de canela y la corteza del limón. No sirve ralladura y la corteza que tenga lo menos de la parte blanca posible. Ya sé que pido mucho pero confío en vosotros. La parte blanca amarga un poco. Lo dejamos a fuego lento durante 20 minutos removiendo con un cucharón o pala de madera de vez en cuando. ¿Por qué de madera? Para no rallar el cazo, mira que simple explicación. Pasado ese tiempo lo dejamos enfriar y comprobamos la consistencia de nuestro almíbar. Para ello metemos dos dedos el el cazo (cuando esté frío) y los separamos. Debe formarse un hilo de unos cuantos centímetros 3 o 4. No hace falta sacar el metro se puede hacer a ojo.

2. Ponemos las yemas en un bol y las mezclamos. Ojo, he dicho mezclar no batir. Tenemos que dejar una crema de yema homogénea pero sin espumarla. Cuando esté en ese punto podemos añadir poco a poco nuestro almíbar, siempre a temperatura ambiente. Si lo pones caliente las yemas cuajaran y ya no serán Tocinillos de Cielo. Removemos bien sin llegar a batir, igual que antes. 

3. Preparamos los moldes. Puedes usar moldes de silicona, pequeños grandes, con formas... Yo uso uno redondo básico que me va ideal para meter en el horno. Luego puedes sacar las porciones con moldes para galletas redondas o simplemente cortándolos con un cuchillo. Lo ideal es poner un poco de caramelo en el fondo de cada molde como si fuera un flan. Yo utilizo caramelo preparado. Mojo un pincel de repostería de los que son de silicona y barnizo bien el interior sin excesos.Ya bastante dulce está el Tocinillo de Cielo como para ponerle un extra de azúcar. Vertemos poco a poco la crema sobre los moldes ayudándonos de un tamizador para evitar grumos. Si lo prefieres puedes pasar toda la crema por un colador a otro recipiente y luego ponerlo en los moldes. Así lo hago yo, y es más práctico creo. 

4. Poner los moldes al baño maría. Yo prefiero hacerlo en el horno, pero si tienes otro método tipo olla express puedes usarlo. Llenas una bandeja de agua para que cubra al menos dos dedos la pones en el horno previamente precalentado y la dejas durante unos 45 minutos, hasta que cuaje. Como consejo te diré que cuando hagas un baño maría siempre tapes o protejas con papel de aluminio o papel de hornear la parte superior para evitar que el agua de condensación pueda mojar la crema. Hazle agujeritos al papel para que pueda escapar el vapor. Usa la función arriba y abajo. La temperatura debe ser de 125ºC. Recuerda que muchos hornos mienten con la temperatura. Hay gente que le pone más temperatura y menos tiempo. Da lo mismo siempre y cuando acabe cuajando y eso lo sabremos pinchando con un palillo (tipo magdalena), si sale limpio es que esta cuajado y podemos sacarlo del horno.

5. Ya tenemos nuestro Tocinillo de Cielo casi terminado ahora solo queda dejarlo enfriar. Para desmoldarlo no hace falta mucho, con darle la vuelta al molde será suficiente. Pero ve con cuidado, no seas valiente y tomate este último paso con precaución. Nadie quiere ver su postre tirado por el suelo o con una mala presentación. 


PRESENTACIÓN

Yo en mi casa siempre los he comido en pequeñas capsulas de magdalena en forma de cuadraditos. Pero hay quien lo sirve tipo tarta de queso así tal cual. A mi agobia comerlo así, prefiero pequeños bocaditos. Recuerda que el Tocino de Cielo es muy dulce así que ojo con los que tenga problemas de azúcar. 

¿QUÉ BEBEMOS? 

Un café iría muy bien, aunque un licor de hiervas tampoco estaría mal. 

HISTORIA Y ORIGEN

Las primeras referencias del Tocinillo de Cielo datan del 1324 y lo sitúan en un monasterio de Jerez den Cádiz. La culpa la tiene le vino. Jerez siempre fue tierra de vinos y en aquel entonce para clarificar los caldos se usaba clara de huevo, de esa acción viene la expresión clarificar las cosas o dejar las cosas claras. La clara absorbe las impurezas del vino pero la yema no servía para mucho. Las monjitas del Convento del Espíritu Santo de Jerez comenzaron a elaborar un dulce a partir de esas yemas. Por su apariencia gelatinosa le llamaron tocino y por su sabor dulce, de cielo. 
Aunque teóricamente la tradición comenzó en Cádiz hoy en día se prepara tocino de cielo por toda España. 

También se conoce a este dulce con otros nombres como Flan Chino o Tarta Capuchina, aunque la proporción de ingredientes variar. 

Curiosidad - El Candié - 
El Candié es un dulce también típico de jerez en el cual se usa vino dulce. Los ingleses de Gibraltar lo llamaban Candy Egg (dulce de huevo) y en Cádiz se traducía como Candié, tal y como lo oían. Es una variedad de Tocino de Cielo que se hizo muy popular a mediados del Siglo XX . 


OTRAS RECETAS DE MI BLOG QUE PUEDEN INTERESARTE



lunes, 18 de noviembre de 2013

Cupcakes de café y castaña

Hola. La receta que voy a presentar a continuación pertenece al reto semanal entre blogueros cocinillas. Esta semana tengo que reconocer que podría haberlo hecho mucho mejor. Finalmente volví a liarme con los ingredientes... y aunque el café no formaba parte de los obligatorios mi subconsciente decía... "que sí tonto l'haba, que pongas café". El resultado ha sido unas cupcakes de café rellenas de compota de manzana y con un topping de crema de castañas... coronado con una galleta de Peppa Pig.

RETO SEMANAL COCINILLAS Nº8

CUPCAKES DE CAFÉ Y CASTAÑA







INGREDIENTES OBLIGATORIOS


  • HARINA
  • HUEVO
  • CASTAÑAS
  • GALLETAS
  • MANZANAS
  • ¿CAFÉ?... No, café no... pero yo sí, porque yo lo valgo.

 INGREDIENTES UTILIZADOS PARA LA BASE DE LAS MAGDALENAS
  • HARINA 170g
  • HUEVOS 2
  • AZÚCAR 125g
  • ACEITE DE OLIVA SUAVE 125ml
  • LEVADURA 2 CUCHARADITAS
  • CAFÉ DESCAFEINADO SOLUBLE 2 CUCHARAS
  • LECHE 125ml 
  • AZÚCAR MORENO 2 CUCHARADAS 
  • CANELA EN RAMA
  • MANZANA 1
  • MISTELA DOS O TRES CUCHARADAS 
1. Lo primero que vamos a hacer son las cupcakes, luego nos pondremos con la crema de castañas. Precalentamos el horno con función arriba y abajo a 200ºC. En un bol mezclamos el aceite de oliva suave y el azúcar hasta que queden bien integrados. Después en otro bol batimos muy bien los huevos, tienen que quedar espumosos. Añadimos los huevos a la mezcla de azúcar y aceite y removemos con unas varillas.
2. Calentamos la leche y luego le añadimos dos cucharadas de café soluble. Le damos unas vueltas con una cucharita. Yo puse descafeinado porque así todos pueden comer, pero si te apetece meterle un café potente lo puedes hacer. Añadimos al bol la leche con el café. 
3. Tamizamos la harina junto con la levadura y la vamos añadiendo al recipiente mientras seguimos batiendo. Ya tenemos nuestra masa, ahora vamos a por la manzana.
4. Cortamos la manzana en trocitos muy pequeños y la ponemos en un recipiente. La maceramos con un chorrito de mistela durante unas horas. Sí no tienes mistela puedes usar cualquier vino dulce. En un cazó ponemos medio vaso de agua, una ramita de canela y dos cucharadas de azúcar moreno. También le pondremos los taquitos de manzana. Calentamos a fuego bajo-medio durante unos 15 minutos. La manzana debe quedar blanda, pero al mismo tiempo con consistencia. Una vez lista sacamos la manzana del cazo y la reservamos.
5. Rellenamos las cápsula de cupcakes 3/4 partes. No sube mucho y lo debería hacer en forma plana. Ponemos un poco de manzana en cada molde y removemos con un palillo para que no se queden en la superficie. 
6. Las metemos al horno y bajamos la temperatura a 160ºC durante 20-30 minutos, depende de tu horno. El mío tiene vida propia y cada día le da por ser impreciso de una forma diferente. Yo lo aprecio y he aprendido a quererlo con sus virtudes y sus defectos. Cuando estén listas las sacamos del horno y las dejamos en la bandeja por 5 minutos. Después las pasamos a la rejilla hasta que se enfríen. 



INGREDIENTES PARA LA CREMA DE CASTAÑAS
  • CASTAÑAS UNAS 20 UNIDADES
  • AGUA
  • AZÚCAR
  • LA PIEL DE UNA NARANJA
  • UNA VAINA DE VAINILLA O ESENCIA 
1. Para pelar las castañas hay varios métodos, es la parte más tediosa y aburrida de la receta. Hay que hacer un corte circular que rodee totalmente a la castaña, para que sea más sencillo quitarle la piel luego. Te aconsejo un método para pelarlas con facilidad, darles un golpe de microondas. Con esto no me refiero a que las tires contra el microondas ni viceversa. Simplemente en tandas de cuatro castañas calentamos durante diez segundos a la máxima potencia. Te aconsejo que primero las peles y luego metas otras cuatro. Si metes las castañas sin rajarlas al microondas es posible que te exploten, esa lección la aprendí ya hace años... igual que la de meter un huevo en el microondas y que luego te reviente en la cara... parece gracioso pero duele un montón.
2. Vale vamos por el siguiente paso que me lío y no avanzamos. Las castañas ya están peladas del a piel exterior y la interior. Ahora ponemos a calentar agua en un cazo. La suficiente para poder cubrir las castañas. Calentamos a fuego medio hasta que veas que las castañas se pueden aplastar con un tenedor sin esfuerzo. Sacamos del cazo las castañas y las ponemos en un mortero. Las vamos machacando hasta que nos queda  una pasta. Mientras añadimos al agua que nos había quedado en el cazo un par de cucharadas de azúcar, una vaina de vainilla o una cucharadita de esencia. Calentamos durante unos 10 minutos sin dejar de remover. No queremos un sirope, más bien lo que queremos es un almíbar. Así que si te queda muy denso añade un poco de agua más. 
3. pasamos la pasta de castaña a un vaso de batidora y vertemos cucharaditas de nuestro almíbar hasta que la pasta se vuelve más manejable. Batimos con la batidora para eliminar los trocitos de castaña que pudieran quedar. Debemos obtener al final una crema de consistencia parecida a la del queso de untar. 
4. Con una espátula o un cuchillo plano ponemos un poco de crema de castañas sobre las cupcakes para dejarlas totalmente planas. Después la introducimos en una manga pastelera y decoramos las cupcakes con un movimiento circular y siempre de fuera hacia dentro. Decoramos con una galletita. 

LISTO!

Bueno como ya os dije no es una receta muy arriesgada, seguro que mis compañeros de reto han conseguido platos más elaborados. Espero subir mi nivel de cara al próximo desafío. 

Autoevaluación

Teniendo en cuenta que en el último reto me faltó un ingrediente y en este me ha sobrado otro el mundo vuelve a su equilibrio natural y el riesgo de que aparezca un agujero negro de caos y destrucción desaparece por el momento. Tengo que reconocer que pese a la sencillez de la receta las cupcakes están riquísimas. Nunca las había hecho de café y combinan muy bien con la crema de castañas. 
Tuve un problema que me hizo perder un buen rato y por desgracia tirar ingredientes a la basura, cosa que odio. Al mezclar el azúcar con el aceite algo no me olía bien... mi mujer sin saberlo la pobre, había puesto la botella de aceite para reciclar en el sitio del aceite nuevo... imaginaros a que hubieran sabido las cupcakes. Tuve que empezar de nuevo. 

Estos moldes no sirven para esto... mal, muy mal Fer


La idea inicial era hacer una especie de donuts con unos moldes que nunca había usado. El resultad fue el que podéis ver en la foto... no se despegaron. Ahora lo pienso y digo... lógico. Esos moldes no son para eso, ahora me tocará comérmelos con una cucharilla para desayunar. Así que al final me decidí por la solución más sencilla, cupcakes. 
De todo se aprende y más aún de los errores, yo estoy aprendiendo una barbaridad últimamente. 

Hasta el próximo reto! Un saludo! POKEMON!


SÍGUEME EN TWITTER 




viernes, 30 de agosto de 2013

BIENMESABE ANTEQUERANO. TARTA, DULCE Y POSTRE.

Hoy tengo un dulce sugerido por un amigo de Antequera, el Bienmesabe Antequerano. Con este nombre tan sugerente quien puede resistirse a probar este postre tan tradicional. Lo cierto es que antes de que Juanfran me hablase del Bienmesabe no lo había oído nombrar nunca. Investigando descubrí que también existe otro Bienmesabe del cual también te dejo la receta bienmesabe canario.
Tampoco me sorprende, existen tantísimos platos típicos desconocidos para mi que me siento como un explorador que llega con
 su barco a un nuevo continente por descubrir. Continuar...




INGREDIENTES PARA 4 - 6 PERSONAS

  • 400g ALMENDRAS
  • 12 HUEVOS
  • AZÚCAR 1 KG
  • AGUA 250 ml 1/4 DE L
  • CANELA 2 CUCHARADAS
  • BIZCOCHOS DE SOTELILLA (Ahora lo explico)
  • CABELLO DE ÁNGEL
  • ALMÍBAR 
  • ACEITE DE OLIVA SUAVE
  • AZÚCAR GLASS

Los bizcochos de sotelilla son esas típicas galletas alargadas, secas y esponjosas con forma de de dedos largos. También se conocen como lenguas de gato o bizcochitos secos. Las venden en cualquier supermercado. Pueden ser más largos o más anchos pero la esencia es la misma. Seguro que ya sabéis que son los bizcochos de sotelilla. Respecto al cabello de ángel, con un bote pequeño es suficiente. El almíbar ya sabemos todos como se prepara: azúcar, agua, un cazo...


A COCINAR!!

Lo primero va a ser freír la almendras en aceite de oliva suave y luego, una vez frías molerlas. También podemos tostarlas así quedarán con menos grasas e igual de buenas.
Después añadimos a un bol los huevos, las almendras y la canela y removemos todo muy bien hasta que quede un pasta uniforme. Reservamos.
Tras eso ponemos en un cazo el agua y encendemos el fuego. Cuando este caliente le echamos el azúcar y lo llevamos a ebullición. El fuego debe estar al 7 de 10 más o menos. Removemos de vez en cuando y en el momento que empiecen a formarse burbujas grandes le añadimos la mezcla que habíamos dejado reservada hasta llevarla de nuevo a ebullición. Debe quedar como una crema espesa. Hay que dejarlo reposar hasta que no esté muy caliente.

En un recipiente ponemos alineados los bizcochos en una capa. Después los mojamos con el almíbar y dejamos que se empapen bien. Ahora ponemos por encima una capa de cabello de ángel. La cantidad es al gusto porque hay gente a la que no le gusta mucho el cabello de 
ángel, a mi me encanta. Por último ponemos sobre la capa de cabello de ángel la mezcla dulce que teníamos en el cazo. 

Ahora solo nos falta la típica decoración del Bienmesabe. Espolvoreamos azúcar glass y sobre ella un poco de canela en polvo. Para ellos podemos usar un sencillo molde hecho con papel (un poco de manualidades también en El Plato Típico). Este consejo es de una antequerana que ha comentado la receta. GRACIAS! 

El resultado final es un pastel dulce fantástico y lleno de sabor. Las almendras tostadas compensan en dulzor del resto de ingredientes. No obstante no podemos olvidar que es repostería dulce tradicional. Con esto quiero decir que tiene que estar dulce... ahora se estila mucho eso de postres que no tienen azúcar y son ligeros... el Bienmesabe no es de esos. Es para disfrutarlo sin complejos.

PRESENTACIÓN

Este postre se sirve como si fueran milhojas. Es decir se trocea en porciones cuadradas y a comer. Puedes adornarlo con alguna fruta del bosque, frambuesas, arándanos o moras. 

QUÉ BEBEMOS?

Bueno teniendo en cuenta que es un postre muy dulce yo apostaría por un café. Pero cada uno tendrá su propia teoría sobre con que comer los Bienmesaben. Si me esta leyendo algún antequerano que me recomiende alguna bebida para este dulce.

ORIGEN

El bienmesabe antequerano tiene un origen milenario. Se creé que origen llega del tiempo de los romanos que vivieron en Antequera hace mas de 2000 años. Otros piensan que los árabes son los verdaderos creadores de esta popular receta. Lo cierto es que los ingredientes me cuadran más con la repostería árabe. Con el tiempo la receta del Bienmesabe se refugió en el Monasterio de las Clarisas de Antequera. Quizás por ese motivo este postre también podemos saborearlo en Monasterios de las Islas Baleares y Canarias. Las monjas en muchas ocasiones intercambiaban las recetas para aumentar su repertorio de dulces. 
Fue en el último cuarto del siglo XX cuando el bienmesabe volvió a coger fuerza en la gastronomía popular antequerana. Hoy en día en cualquier panadería, pastelería o cafetería podemos encontrar este postre tan tradicional y característico de la zona. 

Espero que os animéis a prepara este pastel tan tradicional, la verdad es que se ve riquísimo. 

Gracias a Juanfran y Estefanía por pasarme la receta. Un abrazo gordo a los dos.

OTRAS RECETAS DE REPOSTERÍA QUE TE PUEDEN INTERESAR







martes, 20 de agosto de 2013

COMO SE HACE EL REBOJO ZAMORANO

Hoy El Plato Típico se va de visita hasta la ciudad de Zamora. Allí vamos a descubrir uno de los dulces más tradicionales y autóctonos de la ciudad, el Rebojo Zamorano. Un pan dulce con aspecto de bizcocho, tan sencillo de elaborar como apetecible para comer. Entremos a http://elplatotipico.blogspot.com.es/ para descubrir cuantas cosas ricas de comer podemos aprender a hacer en Zamora.





INGREDIENTES

  • HARINA 330 g
  • HUEVOS 6
  • LEVADURA ROYAL 5 g 
  • AZÚCAR 330 g
  • MANTEQUILLA
  • RALLADURA DE MEDIA NARANJA, MEDIO LIMÓN O ANÍS EN GRANO (OPCIONAL)
1. Lo primero que haremos será tamizar la harina con la levadura muy bien para que no se hagan grumos. Encendemos en horno con la función arriba y abajo a 180 ºC para que vaya calentándose.

2. Ahora vamos batiendo los huevos con el azúcar. Lo ideal sería ir abriendo cada huevo en un recipiente aparte (por si sale alguno rana). Una vez los tengas todos en un bol los batimos y vamos añadiendo el azúcar hasta conseguir una textura homogénea y blanquecina. Puedes usar si quieres una batidora de varillas, pero no te pases con la velocidad. Si quieres darle algo más de sabor este es el momento. Puedes usar ralladura de limón o naranja. También los hacen con semillas de anís. Es al gusto. 

3. Lo siguiente es ir añadiendo poco a poco la harina con levadura tamizadas poco a poco. Mientras lo hacemos vamos removiendo bien para que no aparezcan grumos. Tenemos que conseguir una masa limpia y brillante. 

4. Para que sean Rebojos Zamoranos auténticos necesitaríamos los típicos recipientes ovalados para hornearlos. La forma como ya he comentado es ovalada con el dibujo en las paredes típico del papel de magdalenas (con pliegues). Eso le confiere a los Rebojos su diseño tan particular. A falta de esos moldes, podemos usar cualquiera. Untamos de mantequilla los moldes para que no se peguen y los rellenamos un poco más de la mitad. Los dejamos en el horno durante 20 minutos. Tenemos que asegurarnos de que la parte superior ha quedado un poco más dorada y agrietada en la parte central. Pasado ese tiempo procedemos como haríamos con un bizcocho. Dejamos enfriar y luego los sacamos del molde.

Y ya tienes hechos tus Rebojos Zamoranos    http://elplatotipico.blogspot.com.es/


PRESENTACIÓN

Estos pequeños bizcochos no tienen mucha presentación. Lo bonitos sería encontrar algún molde similar al que se usa en Zamora. Se toman como desayuno principalmente o a la hora del café. 

VARIANTES

Este bizcocho se puede tomar tal cual, con una capa de azúcar por encima, con ralladura de limón, naranja o anís. Es muy sencillo de hacer.

¿QUÉ BEBEMOS?

Se comen principalmente durante el desayuno. Un vaso de leche o un café sería lo ideal. También están muy ricos con el chocolate caliente. Por lo general se mojan para comerlos. 

ORIGEN

Poco se sabe de su origen exacto. Se conoce que es muy antiguo y que posiblemente se remonta a la época medieval, pero no hay documentos que acrediten esta teoría. Sus ingredientes son muy básicos y eso podría corroborar la hipótesis de su procedencia. La receta ha pasado de generación en generación en las cocinas zamoranas hasta llegar a nuestros días. Hoy pueden comprarse elaborados y embolsados en numerosos comercios de la ciudad, pero aún se siguen cocinando de forma artesanal en muchos hornos caseros. Esos son los mejores sin duda.

Ya no podrás decir que no sabes nada de la repostería zamorana. Además debes animarte a preparar este dulce tan sencillo, rico y económico. Si te ha gustado la receta o tienes alguna pregunta no dudes en hacerla en "comentarios" aquí abajo. 

Gracias por pasar este rato visitando mi blog y espero volver a verte muy pronto por aquí.

Hasta pronto!!!




viernes, 16 de agosto de 2013

SUSPIROS DE MANACOR, REPOSTERÍA BALEAR


Hola a todos y bienvenidos a El Plato Típico. Ya que estamos en pleno mes de agosto y yo no me tomo vacaciones, me voy a permitir el lujo de ir a buscar la receta de hoy a un lugar muy veraniego, Mallorca. Pero no nos vamos a quedar en la capital, visitaremos la localidad de Manacor.
Manacor, aunque algunos no lo crean, ya existía antes de que allí naciese el tenista Rafa Nadal. Es una bella población ligada al mar y con una rica gastronomía. Hoy nos vamos a interesar por uno de sus dulces más tradicionales, los Suspiros de Manacor. Su elaboración es una tradición centenaria que se pierde en los tiempos y son tan ricos como sencillos de hacer.

Otros nombres: Sospirs, sospiros





INGREDIENTES

  • HARINA DE TRIGO 300 gr
  • AZÚCAR 300 gr 
  • HUEVOS 2
  • LIMÓN 1
  • CANELA 1 CUCHARADITA RASA
  • BICARBONATO SÓDICO, 1 CUCHARADITA o 5 gr de LEVADURA ROYAL

A COCINAR!!!

1. Lo primero que debemos hacer es poner el azúcar en un bol y mezclarla muy bien con los huevos. Removemos muy bien con las varillas o las manos hasta conseguir que el azúcar quede diluido. Puedes tardar un rato en conseguirlo, no te preocupes. 

2. Lo siguiente es conseguir la ralladura del la piel de limón sin llegar a la parte blanca. Mezclamos la ralladura en el bol con el huevo y el azúcar. Tamizamos la harina junto con una cucharadita de bicarbonato sódico, otra de canela y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla. Los 300 gr de harina que he puesto en ingredientes son solo una cantidad orientativa. Hay que ir poniendo poco a poco sin dejar de amasar (con las manos o la amadasora) hasta conseguir que la masa no se pegue. Ese será el momento de dejar de añadir harina. Nos quedará una masa parecida a la del pan. 

3. El horno debe estar precalentado a 180ºC. Cogemos una bandeja del horno y le ponemos papel vegetal para evitar que se peguen. También puedes espolvorear un poco de harina. Amasamos la masa para formar cilindros de un dedo de grosor como máximo y de largo un palmo. Redondeamos los extremos. Los ponemos en la bandeja bien separados. La masa se expande y podrían pegarse. Los dejamos en el horno durante 20 minutos. Tienes que estar atento porque quizás estén hechos antes. La señal será que estén totalmente dorados y agrietados. Una vez fuera del horno hay que dejarlos reposar hasta que no estén calientes.

Esta es la dirección de mi blog. Si te ha gustado la receta no dejes de visitarlo para encontrar muchas más.
 http://elplatotipico.blogspot.com.es/ 

PRESENTACIÓN

Los Suspiros de Manacor son un pan dulce casero no apto para dentaduras postizas. Se suele comer como almuerzo, desayuno o merienda. La presentación de este dulce no es muy exigente, es un plato sencillo. Puedes poner varios alineados en una bandeja y será suficiente para ver como se los comen. 

VARIANTES

Bueno, pues realmente es un dulce tan sencillo que pocas variables tiene. Hay quién ni le pone canela ni ralladura de limón. Hay quien le añade semillas de anís, o quién le pone azúcar por encima una vez cocinado. Hay quien usa azúcar moreno. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Los Suspiros de Manacor son un bocado complicado y algo seco. Yo aconsejaría un licor de almendras o avellanas. La mistela o el moscatel tampoco serían una mala solución. También se pueden tomar con café o leche en el desayuno. 

ORIGEN

Es un dulce tan antiguo como austero. Los ingredientes hacen pensar que fue de origen árabe pero no he encontrado muchas referencias al respecto. Así que si Rafa Nadal o cualquier otro manacorí está leyendo esto, que se anime a contar la historia de los Sospiros de Manacor




miércoles, 7 de agosto de 2013

MENJAR BLANC. POSTRE TÍPICO DE REUS

Hoy visitamos la localidad catalana de Reus para disfrutar de uno de sus postres más ricos y antiguos, hablamos del Menjar Blanc (manjar blanco). Es un dulce con una tradición milenaria en el cual el ingrediente principal es la almendra. Es muy sencillo de elaborar y seguro que gustará a todos. Su consistencia viene a ser similar a la de unas natillas. Como suele suceder con los postres con tanta historia existen muchas variaciones. Yo os traigo la que me ha parecido más apropiada para que encontréis los ingredientes con facilidad y no tengáis excusa para no hacer el Menjar Blanc.




INGREDIENTES

  • 200 gr DE ALMENDRAS MOLIDAS (las venden en cualquier gran superficie)
  • 200 gr DE AZÚCAR
  • 1 RAMA DE CANELA
  • 1 LIMÓN
  • SAL
  • 1 LITRO DE AGUA
  • 3 HOJAS DE GELATINA O 100 gr DE MAICENA 

A COCINAR!!!

1. Lo primero será poner a hervir el agua con la piel del limón, la rama de canela y el azúcar. Cuando empiece a burbujear con fuerza lo mantenemos durante 5 minutos. Pasado ese tiempo pasamos el agua por un colador para descartar restos del limón o de la canela.

2. En un recipiente vertemos el líquido y lo mezclamos con las almendras molidas. Removemos y dejamos enfriar. Cuando esté frío lo metemos al frigorífico durante toda la noche, si es más tiempo no hay problema. Lo que buscamos es conseguir una leche de almendras con mucho sabor. 

3. Pasado ese tiempo, unas 12 horas, colamos la mezcla. Lo ideal es hacerlo en un colador de tela, pero si no tienes usa uno que sea bien fino. Solo nos interesa el líquido, la pasta de almendra no. Ponemos el líquido resultante a calentar en un cazo a fuego medio.

4. Hidratamos las láminas de gelatina. Yo por lo general lo hago por separado. Hay quien las coloca una sobre otra y así creo que no se hidratan correctamente. Una vez hidratadas las ponemos en el cazo para que se disuelvan con la leche de almendras. Hay que remover bien para que se mezcle y no se pegue. 
Una vez bien disuelta la gelatina vertemos el líquido en cuencos individuales. Puedes usar los míticos cacharritos de barro que todos tenemos en casa o usar copas de helado. Los dejamos enfriar en el frigorífico tapados con papel transparente. 

PRESENTACIÓN

En cada uno de los cuencos individuales espolvorear canela en polvo y decorara con una ramita de canela y una cascara de limón. También puedes poner alguna almendra pelada cruda en el mismo lugar donde pongas la ramita de canela. Que quede bonito, que este postre se lo merece. 

VARIANTES

Como ya he comentado son muchas las variantes en este postre típico de Reus y de muchas más localidades catalanas. Hay quien usa la leche de almendras concentrada que venden en los supermercados y se ahorra el paso de la leche de almendras. Hay quien no usa gelatina y sí maicena como espesante. Hay quien usa leche en lugar de agua y además luego añade nata. También puede aromatizarse con agua de rosas. 


¿QUÉ BEBEMOS?

Bueno tratándose de un postre tan dulce y semilíquido... yo creo que no bebería nada.

ORIGEN

Del Menjar Blanc hay referencias desde la Edad Media. Pero posiblemente su origen se remonte a épocas anteriores. Se supone que esta riquísima crema de almendras es de origen árabe, ellos usaban almidón como espesante. También existen referencias de este postre en Aragón y las Islas Baleares. Existen referencias de platos similares del siglo II adC. Puedes conocer más de la evolución del Menjar Blanc en este enlace http://ca.wikipedia.org/wiki/Menjar_blanc

Resumiendo estamos delante de un postre tan antiguo que pudieron haberlo comido reyes de otras épocas. Una crema de almendras con un sabor muy rico y facilísima de preparar.

Hasta pronto!!!

lunes, 29 de julio de 2013

ROLLOS DE AMOR DE JUMILLA

Solo por el nombre que tiene, este dulce tradicional jumillano ya merece estar en El Plato Típico. Los Rollos de Amor son uno de los muchos secretos que guarda la repostería de la localidad murciana de Jumilla





OTROS NOMBRES
Almojábenas (en Orihuela), Roscos de Amor

INGREDIENTES

  • 250 ml DE AGUA (1 VASO Y 1/3)
  • 135 ml DE ACEITE DE OLIVA 
  • 65 ml DE ACEITE DE GIRASOL
  • 250 g DE HARINA DE REPOSTERÍA (2 VASOS)
  • AZÚCAR GLASS
  • 5 HUEVOS M
  • 1/2 L DE AGUA
  • 6 CUCHARADAS DE AZÚCAR NORMAL
  • CANELA EN RAMA 
  • LA PIEL DE UN LIMÓN, SIN LO BLANCO
A COCINAR!!

1. Mezclamos los dos aceites, el de girasol y oliva. Esto suele hacerse en muchas recetas de repostería para debilitar la potencia del sabor del aceite de oliva sin quitarle protagonismo. Ponemos la mezcla de aceite y el agua en una olla o cazo a fuego alto hasta que hierva. Entonces poco a poco con una cuchara vamos añadiendo la harina (que debías haber tamizado) y vamos mezclando hasta conseguir una masa homogénea. Esto podemos hacerlo con el cazo retirado del fuego o a fuego muy lento. Ahora toca esperar una media hora hasta que se enfríe totalmente (no lo pongas en la nevera... paciencia). 

2. Ahora viene el punto delicado y clave, añadir los huevos. Se tiene que hacer de uno en uno para que quede bien, y hasta que el huevo no está totalmente integrado en la masa no se pone el siguiente. Con una cuchara de palo, con paciencia y siempre en el mismo sentido para favorecer la mezcla. Esto es muy importante, si no lo haces es posible que no te queden bien. 

3. Sacamos la bandeja del horno y lo ponemos a precalentar a 200 ºC con la función aire si es posible. Engrasamos la bandeja y vamos poniendo pegotones de masa. Ten en cuenta que la masa resultante es muy pegajosa, puedes usar la cuchara de madera para ponerlos. En el horno doblarán el tamaño que tienen, así que sepáralos bien y no pongas más de 8 por tanda. 
Mójate un dedo en agua para darles la forma redondeada y hacerles el agujero. Así es como se hace tradicionalmente, si prefieres usar una cuchara también te servirá.
Ahora los dejamos en el horno durante unos 20-25 minutos. Recuerda, ese tiempo es con la función de aire. Además debes controlar que no se quemen, vigílalos. Si notas que se están quemando por arriba baja la temperatura, no pasa nada. 

4. Cuando ya estén bien hechos los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre la misma bandeja. Espolvoreamos azúcar glass por encima. La cantidad ya es a gusto de cada uno, en Jumilla le ponen bastante. Como variante diré, que antes de espolvorearlos hay quien los moja con almíbar. La verdad es que así están más ricos. 

5. El almíbar es muy fácil de preparar. Se pone el agua a calentar junto con las 6 cucharadas de azúcar, la canela en rama y el limón. Se deja a fuego lento hasta que vaya reduciendo y ya tienes tu almíbar listo. Mejor aplicarlo mientras estén calientes los rollos. 


PRESENTACIÓN

En una bandeja con un papel debajo para que absorba el exceso de almíbar. Los apilamos de forma caótica. No, no son macarons, ni pastitas danesas. Son Rollos de Amor de Jumilla y no necesitan ser perfecto, porque no existen los amores perfectos, pero sí los riquísimos y dulces.

VARIANTES

Ya te las expliqué antes. Almíbar sí o almíbar no, aceite de oliva al 100% o adulterado con suavizado con girasol, más o menos azúcar glass. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Como todo dulce manchego, la mistela, los licores de hiervas y un moscatel serían lo mejor. Con una café bien rico también van perfectos.

ORIGEN

Los Rollos de Amor son un dulce de origen árabe, aunque hay quien piensa que realmente pueda ser un dulce judío. En cualquier caso son muchas las generaciones de jumillanos que han ido pasando la receta de unos a otros hasta llegar a nuestros días. Por supuesto los monasterios de la zona también tuvieron un papel muy importante a la hora de conservar la tradicional elaboración. Ahora todos podemos disfrutar de este dulce tan exquisito y sencillo de elaborar. El nombre viene dado de que son típicos de San Valentín.

sábado, 27 de julio de 2013

FRIXUELOS DE LIEBANA, FRISUELOS

Hoy nos escapamos hasta uno de los rincones más bonitos del planeta. No exagero, estoy muy seguro de lo que digo. Muchos hemos andado por esas tierras y aunque la visita sea breve la añoranza es enorme. No soy cántabro ni, ni siquiera norteño... soy alicantino. Lo digo para que nadie piense que estoy condicionado por ser lugareño.
Dicho esto... vamos a por los Frixuelos de Liébana ó Frisuelos de Liébana.
Es un dulce muy fácil y rápido de preparar que seguro que te gustará.



  
OTROS NOMBRES:

Frixuelos, Fayuelos, Fayueles, Frisuelos, Filloas, Freixós... en ningún caso tortitas.

INGREDIENTES

  • LECHE ENTERA 600 ml (3 vasos)
  • HARINA DE TRIGO 250 g
  • 2 HUEVOS MEDIANOS
  • ACEITE DE OLIVA O MANTEQUILLA
  • AZÚCAR
  • MIEL
  • CANELA (opcional)
  • UNA PIZCA DE SAL
A COCINAR!!

Vamos a empezar diciendo que... NO SON TORTITAS AMERICANAS! Los cántabros ya comían frixuelos cuando en Estados Unidos se paseaban los dinosaurios. 

1. Tamizamos la harina y la reservamos. Batimos los huevos junto con la leche y una pizca de sal hasta que estén bien mezclados, ponemos dos o tres cucharadas de azúcar. Vamos añadiendo progresivamente la harina mientras seguimos batiendo (a mano o a maquina). Es importante tamizar la harina para que todo quede bien homogéneo, sin los malditos grumos. Los grumos son unos de mis archienemigos, junto con las migas de pan y otros que ya iréis conociendo.

2. En una sartén, no muy grande, ponemos un poco de aceite o mantequilla y cuando este caliente vertemos con una cuchara un poco de masa. Tenemos que hacer tortillas circulares a ser posible. Se hacen muy rápido así que en mi opinión, mejor de una en una. Las vas dejando en un plato y les pones un poco de azúcar glass por encima, si no tienes glass de la normal también vale.

3. Básicamente ya las tenemos hechas. Ahora ponemos un poco de miel por encima de cada una antes de tomarla, si quieres puedes ponerle canela también. La enrollas y a comerla con las manos. Están muy ricas.


PRESENTACIÓN

Los Frixuelos de Liebana necesitan poca presentación, se suelen tomar para el desayuno. Asi que los ponemos un par en un platito bien presentados con su miel y a comer. 
No soy adivino, pero se lo que estáis pensando... le pongo nata o sirope de chocolate y ya son tortitas... pues no lo hagas. También le puedes poner ketchup a un Chuletón de Ávila, pero seguro que te parece una locura. Pues eso, tradición española, repostería de pueblo que debemos conservar y proteger. Es tarea de todos y no es tan difícil ¿Verdad?

¿QUÉ BEBEMOS?

Yo un café con leche. Para desayunar lo que cada uno quiera.

¿VARIANTES?

Bueno, pues haberlas haylas, como dicen de las meigas. Los asturianos, que son los vecinos de la izquierda según sube usted la escalera, no le ponen miel. Es otra opción. Por cierto, si la miel es del Valle de Liebana mejor. También hay quien le pone una pizca de levadura a la masa para que sea más esponjosa. A los asturianos les gusta con compota de manzana.
En Cangas de Narcea se preparan como si fueran churros, en espiral y con aceite en abundancia. En algunos pueblos leoneses también se preparan así.

ORIGEN

Lo cierto es que los vecinos de la izquierda... son los verdaderos creadores de este dulce. En Asturias y más concretamente en Antroxu y Comadres, son muy tradicionales. Es un plato muy antiguo. Esta hermando con las crepes francesas, las filloas gallegas (freixós).

Bueno pues ya tenemos una opción más para los desayunos del domingo. Espero que os animéis a cocinar este rico plato Cansturiano (me lo inventé).  




viernes, 26 de julio de 2013

ZURRA O ZURRACAPOTE, LA BEBIDA TÍPICA DE LOS PUEBLOS.

Zurra receta zurracapote sangria tinto de verano sangría


ZURRA RECETA

Hoy vamos aprender como preparar zurra, que es la abreviatura de zurracapote. No, no es sangría aunque se le puede parecer tiene evidentes diferencias. La zurra era y sigue siendo en muchos pueblos la bebida a granel en las fiestas y acontecimientos. Una bebida ideal para el verano... y NO! No es tinto de verano!
El zurracapote es una bebida con mucha más historia y tradición que estas nuevas versiones más comerciales. Recordad que de eso trata el blog, platos típicos de antaño, dícese también "del año la tana", "año del caldo" o "más antiguo que matusalen"

Existen muchas recetas de zurra, voy a intentar agarrarme a una de tantas recetas tradicionales. Espero que os guste y os animéis a hacerla. Está riquísima bien fresquita o del tiempo.


INGREDIENTES PARA PREPARAR ZURRA
  • VINO TINTO 4 L
  • MELOCOTONES
  • AGUA 1/2 L
  • 2 NARANJAS O LIMONES
  • 2 MELOCOTONES (OPCIONAL)
  • CANELA EN RAMA (SI NO TIENES, PUES EN POLVO)
  • AZÚCAR 1/2 Kg

Vamos preparar una receta de zurracapote para que nos salgan unos cuatro o cinco litros. Si quieres más o menos coge la calculadora y ya sabes que puedes aumentar o disminuir la cantidad. 

Vamos a necesitar un recipiente grande, tinaja no creo que tengas en casa (sería lo mejor), así que puedes usar desde un cubo recién comprado para la ocasión a ese jarrón enorme que tienes en la entrada y al que nunca le has dado uso alguno. En la mancha se vendían recipientes especiales para este menester, "el zurra" era toda una tradición. Luego os explico más abajo.
  1. Cogemos la canela en rama y la hervimos en el agua, solo unos minutos para sacarle sabor. Reservamos la rama de canela.
  2. En segundo lugar disolvemos el azúcar en el agua de la canela, removiendo con un cucharón de madera. En este punto diré que si quieres más fuerte la zurra, ponle menos agua y viceversa. 
  3. Ahora cortamos los melocotones en trozos del tamaño de unas patatas bravas, tacos. Los limones o naranjas (no pongas de los dos, se pelean), los pelamos echamos las cascaras con los melocotones y reservamos los limones.
  4. Ahora vamos a poner en el recipiente elegido, el vino, el agua azucanelada (sí... me las invento, pero todos lo entendéis), ponemos la fruta y la rama de canela. Exprimimos el jugo de los limones y si quieres puedes de alguno troceado como el melocotón, a gusto de cada uno. 
  5. Ya lo tenemos todo ahora, ahora toca macerar. Lo ideal es dejarlo durante más de un día, 48 horas sería buena cosa. Recuerda tapar el recipiente con un paño o tapa si la tienes. Remover de un par de veces. Esto es para que la fruta fermente y le de ese sabor tan rico al zurracapote. La canela en rama se retira antes de tomar. 

PRESENTACIÓN

Puede tomarse tal cual o bien frío, añadiendo unos cubitos o poniendo a refrescar en el frigorífico. Yo lo he visto tomar en unas jarritas de barro muy bonitas, como las grandes de servir pero en miniatura. Se sirve como el ponche con cucharón, incluyendo trozos de fruta en cada vaso. Mucho ojo que la zurra sube a la cabeza muy rápido, es peleona y resacona. 

¿QUÉ COMEMOS?

Unos frutos secos, altramuces o algo de aperitivo tipo salchichón o queso. Salado mejor. 

VARIANTES

Buscando en google y preguntando a la familia he encontrado recetas que incluían bermouth, ginebra, clarete, café licor (madre mía que moñas debían coger), y todo tipo de frutas fresas, uvas, manzana, ciruelas, moras... Dicen los puristas riojanos de donde es oriunda esta bebida que se debe hacer con clarete, en lugar de vino tinto. Yo es que soy medio manchego, me perdonen. 

ORIGEN

Aunque el zurracapote, o zurra es típico de las castillas, Navarra y Aragón, parece que su origen más bien de La Rioja. Es típico tomarlo en las fiestas populares donde se hace en cantidades industriales y se sirve a todo el mundo. Es una bebida alegre y muy dulce. En La Mancha el recipiente o cazuela para servir "el zurra" se incluía como parte indispensable en las dotes de las jóvenes casaderas. Era tradición que los hombres se reunieran en torno al cacharro con zurra haciendo círculo, comiendo frutos secos y hablando de sus cosas. Mientras las mujeres en la habitación de al lado despotricaban de la que no había podido acudir a la reunión mientras tomaban unos mantecados o pastas. Algo parecido al café de los árabes ¿Verdad?. 

Recipientes para "el zurra" manchego
Bueno hoy os he dejado un arma de destrucción masiva en vuestras manos. Un gran poder requiere de una gran responsabilidad, tened cuidado con la zurra. De hecho la expresión zurrar a alguien viene referida a las resacas que al día siguiente tenían los que abusaban de esta tradicional y típica bebida de pueblo.

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE