Mostrando entradas con la etiqueta almendra molida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta almendra molida. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de noviembre de 2013

Como hacer mazapán casero

MAZAPÁN · RECETA

El mazapán es después del turrón el dulce de Navidad más popular de España. 

La receta para preparar mazapán en casa es tan sencilla que podrás hacerla en casa con la ayuda de tus hijos. Puede convertirse en una bonita costumbre navideña y en un recuerdo imborrable para los más pequeños de la casa.

Las figuritas de mazapán, el pez, el pan, la trompeta, el caracol y esa que nadie sabe lo que es y siempre es causa de debate entre los comensales son sin duda unos de los protagonistas más antiguos de nuestras comidas y cenas navideñas.

Aunque no lo creáis hacer tu propio mazapán en casa es fácil, rápido y barato. Los ingredientes son muy sencillos de conseguir y la única dificultad serán tus dotes artísticas a la hora de moldear las figurillas.
Aunque el mazapán se usa en repostería de muchas y variadas formas yo voy a centrarme en el mazapán tradicional de Navidad de España.





INGREDIENTES
  • HARINA DE ALMENDRA 200 g
  • HUEVO 1 
  • AZÚCAR GLASÉ (EN POLVO) 200 g
  • ESENCIAS NARANJA, VAINILLA, RON, LIMÓN... (OPCIONAL)

A COCINAR!!!

Vamos a necesitar un bol grande, papel de hornear y un pincel. El horno lo vamos a usar en función sólo arriba o grill a máxima potencia. Puedes empezar a precalentarlo cuando empieces a prepararlos. 

1. El primer paso es mezclar el azúcar glasé con la harina de almendra. Es muy importante que sea harina de almendra. La almendra molida no tiene la misma textura y no queda igual. Removemos bien la mezcla seca. 

2. Separamos la clara y la yema del huevo en dos recipientes diferentes. La yema la tapamos bien y la refrigeramos mientras no la usemos, que será una media hora o menos. 

3. Mezclamos bien bien la clara en azúcar y la almendra. Se formarán pegotes, si quieres ponerle alguna esencia ese es el momento. Separa porciones de masa y añade solo unas gotitas de esencia para que no pierda consistencia. Es preferible compactar la masa manualmente. Te recomiendo que te humedezcas un poco las manos para que no se te pegue tanto. El resultado será una bola de masa compacta, fina y muy manejable. 








4. Partimos la bola en porciones pequeñitas iguales, cada trozo será un mazapán. Si quieres ser muy preciso puedes usar una báscula. La verdad es que quedan todos más bonitos si son del mismo tamaño. Ahora es cuando viene lo divertido, hacer las formas. Aquí puedes dejar volar tu imaginación, ir a lo clásico, usar moldes... Lo que tú quieras. Un consejo útil es intentar que todos te queden de la misma altura. El motivo es que si son diferentes al meterlos al horno unos se dorarán más que otros. 
Consejo. Moja tus manos un poco para darles forma y usa una superficie plana, si puede ser humedécela también. La masa tiende a pegarse y puede llegar a ser un poco frustrante. 



5. Vamos colocando cada figurita ya terminada sobre la bandeja del horno previamente forrada con papel. Una vez que estén todas las pintamos con la yema de huevo y un pincel de repostería. No mucho y solo por encima. Las metemos al horno con la función gratinar, solo arriba o grill. La bandeja la colocamos un espacio por encima de la mitad. No debe estar mucho rato en el horno, apenas un par de minutos bastarán para que se dore la yema y tengan el aspecto típico de un mazapán de Navidad. Vigila los mazapanes para que no se doren demasiado. 



Sácalos del horno y déjalos enfriar en la bandeja. Ya están terminados.



PRESENTACIÓN

Los mazapanes no necesitan presentación. Solo ponerlos en un lugar alto o escondido para que no se los coman antes de que hagan su aparición triunfal acompañados por sus amigos los turrones, los polvorones y las peladillas. 




VARIANTES 

Hay quien utiliza patata cocida para darle otra textura al mazapán. Quedan más húmedos y no se resecan... es otra opción. Se les puede dar sabores con esencias, ralladura de limón o naranja, jugos e incluso bañarlos en chocolate. Te en cuenta si les pones alguna esencia o zumo tendrás que añadir un poco más de azúcar para compensar el exceso de líquido. Ahora que está tan de moda la repostería de diseño también puedes utilizar colorantes en gel para darles color y dejarlos más bonitos. Si vas a usarlos no les pongas yema de huevo por encima. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Con los mazapanes puedes beber un vino dulce como la mistela, moscatel... Un anís, licores, café, té... pero lo que realmente le va es el cava o champagne... y si eres rarito como yo puedes beber sidra. A mi no me gusta el champagne me sabe a sopa de pollo, en serio. 



HISTORIA Y ORIGEN

Existen muchas teorías sobre el origen del mazapán. Los antiguos griegos ya tenían un dulce a base de miel y almendra. Es mencionado por primera vez de forma escrita en el libro Las Mil y Una Noches. En este escrito se le atribuyen propiedades afrodisíacas, que permitían a los hombres cumplir con sus obligaciones de dormitorio. También, en el mismo libro, se comenta que era comido durante la época del Ramadán para aportar fuerzas y calorías.
El mazapán también tiene un lugar en el primer libro de cocina francesa de la historia escrito en el siglo XVII.
Existe otra teoría que sitúa el origen del mazapán en Toledo (España). Tras la gran batalla de Las Navas de Tolosa en 1212 las existencias de trigo se agotaron. No obstante había mucho azúcar y almendra en los almacenes de las monjas del Convento de San Clemente. Hicieron unas tortas que tenían esos ingredientes para poder alimentar a los más necesitados del lugar. Existen más referencias más modernas en Castilla sobre el mazapán. Una de ellas, cuenta que en 1613 una agrupación de confiteros anunció una normativa. Solo podrían llamarse mazapanes aquellos que tuvieran almendra  marcona valenciana y azúcar blanco.
El origen italiano se sitúa en Sicília. En 1193 una noble mando construir un monasterio. Las monjas que lo ocuparon llegaron desde Grecia. Tenían la costumbre de elaborar unos dulces en miniatura a base de miel y pasta de almendra. Los moldeaban como figuritas y luego los coloreaban con pigmentos naturales. Fueron muy populares durante siglos hasta que algún "lumbreras" prohibió a las monjas hacer estos dulces porque perdían mucho tiempo y no alcanzaban a terminar sus tareas. Aún así continuaron elaborándolos en secreto. 
Los árabes también elaboraban mazapanes, los hacían con forma de personas importantes como sultanes, emires... 
Así que fíjate si tiene historia el mazapán. Quédate con la que tu quieras, yo no descarto ninguna.

CURIOSIDADES
  • Los mazapanes no eran exclusivos de la Navidad. Antiguamente también se comían en Pascua y San Juan, San José, Semana Santa...
  • El origen del nombre mazapán tiene mucha controversia y varias teorías.
- Teoría española - De la unión de maza y pan  Maza porque la harina de almendra se mezclaba en unos morteros y se golpeaban con unas mazas. Finalmente se les daba forma redonda de torta de pan. 
- Teoría árabe 1 - Derivado de la palabra "manthában" que era el recipiente donde se guardaba la pasta de almendras y miel.
- Teoría árabe 2 - Derivado de la palabra "mautha-ban" que significaba rey sentado, así era como moldeaban las figuritas de mazapán los reposteros.
- Teoría Italiana - Del latín "Panis Martius" traducido a castellano como Pan de Marzo y al italiano como Marza Panne. Finalmente derivó en su nombre actual, marzapane. 

Interesante ¿Verdad? Esta historia esta muy bien para contar en la sobremesa navideña mientras los dulces están sobre la mesa. Eso sí, conforme se vayan vaciando las copas... el cachondeo y las risas pueden volverse en tu contra. Recuerda... Si bebes, no uses frases con palabras italianas.

MAZAPÁN EN OTROS PAÍSES

- Español - Mazapán
- Inglés y alemán - Marzipan
- Francés - Massepain
- Catalán - Massapá
- Vasco - Mazapanak
- Portugués y gallego - Maçapão
- Italiano - Marzapane

OTRAS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR DE MI BLOG

RECETAS DE NAVIDAD DE MI BLOG QUE TE PUEDEN INTERESAR


MAZAPÁN CASERO
PAN DE CÁDIZ



HASTA PRONTO Y FELIZ NAVIDAD


lunes, 28 de octubre de 2013

Panellets, dulce tradicional del Día de todos los Santos

Aprovechando que se acerca la festividad de Todos los Santos voy a proponeros una receta muy sencilla y rica, els panellets. Els panellets es un término de origen catalán que podría traducirse como "los panecillos". Originariamente estos pequeños pastelitos usaban como base la almendra molida, el azúcar y los piñones. Actualmente las variaciones son casi infinitas. Son tradicionalmente típicos de Cataluña y algunas zonas de Aragón y Comunidad Valenciana.





INGREDIENTES

PARA LA BASE
  • ALMENDRA MOLIDA 250 g
  • AZÚCAR 200 g
  • 2 HUEVOS M
  • 1 LIMÓN
PARA ADORNAR (TODOS SON OPCIONALES)
  • ALMENDRA ENTERA
  • PIÑONES
  • MERMELADAS 
  • COCO RALLADO
  • FRUTOS SECOS, PASAS, ARÁNDANOS
  • FRUTAS CONFITADAS
Lo primero que os quiero comentar es que hay cientos de posibilidades para adornar un panellet una vez que ya lo tenemos hechos. Los ingredientes que he puesto para adornar son todos opcionales. Puedes dejar volar tu imaginación y usar cosas que tengas en casa. Yo haré precisamente eso, usaré dulces que tengo por los armarios. 

La almendra es mejor que sea totalmente molida, la triturada no queda igual. El azúcar puede ser blanquillo normal o glas, tú eliges. Los huevos de tamaño mediano. Del limón vamos a usar principalmente la ralladura, aunque luego podremos usar el zumo para algún aderezo. 


A COCINAR!!!

1. En un bol mezclamos la harina de almendra junto con el azúcar y la ralladura de limón. 

2. Separamos las claras de las yemas. Tenemos que tener cuidado con las yemas, si no las vamos a usar inmediatamente las guardamos en la nevera bien tapadas. Batimos las claras a punto de nieve. Yo uso la batidora eléctrica, pero si te hace ilusión tener una luxación en el codo siempre puedes hacerlo manualmente. Digo esto porque hay gente que me ha comentado que no es lo mismo manualmente que con la máquina. Sí lo es, yo creo que es hasta mejor y más rápido seguro.

3. Lo que sigue ahora es mezclar las claras con la mezcla de almendra, azúcar y limón. Este paso se puede hacer a mano o con la amasadora. Nos tiene que quedar una textura fina y una consistencia tipo mazapán. Cuando la masa es homogénea y consistente vamos haciendo bolitas del mismo tamaño. Las amasamos con las manos y las reservamos sobre la bandeja con papel de horno. Un consejo,  mojaros un poco las manos porque la masa es pegajosa. Es el momento de poner el horno a precalentar a 180ºC, función arriba y abajo. 

4. Ya tenemos nuestro pequeño ejército de bolitas ahora debemos pensar como decorarlas. El panellet más tradicional es el de piñones. Usaremos las yemas que hemos reservado como pegamento y barniz. Nos mojamos las manos con la yema y cogemos un puñadito de piñones. Vamos apretando para que queden bien pegados sin que pierda la forma de bolita. El mismo método si le pones almendra troceada. 
En el caso de ponerle una almendra encima (puede ser cruda o tostada), simplemente ponemos un poco de yema como pegamento y apretamos. Algo similar hacemos con las guindas, fruta confitada. 
Otra opción es hacerlos rellenos o tipo brazo de gitano. Para ello cogemos un trozo grande de masa y hacemos una lamina. Ponemos el relleno en el centro (mermelada, confitura, membrillo, cabello de ángel...) y enrollamos. Luego solo debemos cortarlos en trocitos. 


5. Ya tenemos todos los panellets decorados y listos. Solo falta darles un poco de brillo con la yema de huevo. Con una brochita les damos por todas partes para que queden brillantes y bonitos.
Los metemos en el horno a media altura durante 10 minutos. Hay que vigilar muy bien que no se quemen. El tiempo óptimo está entre 5 y 10 minutos, pero en algunos casos puede llegar hasta 20. Pasado ese tiempo sacamos la bandeja y los dejamos enfriar sobre la rejilla. Ya están listos.



PRESENTACIÓN

Los panellets son pequeños pastelitos que se comen casi de un bocado. Tienes que presentarlos en una bandeja bonita y ellos solos harán el resto. Son ideales para el café. Tradicionalmente suelen comerse acompañados por castañas y boniatos. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Un vino dulce, moscatel, mistela o un café van de lujo con els panellets.

ORIGEN

Los panellets o els panellets tienen un origen muy antiguo. Ya en el siglo XVIII existen referencias sobre la existencia de "Els Panellets de San Marcos" y "Els Panellets de la Santa Cruz". Existen dos teorías acerca de la procedencia de estos dulces.
La primera nos traslada al norte de Europa. Se dice que la gente del norte preparaba estos pequeños bocados altamente calóricos par soportar el duro frío del invierno.
La segunda es todo un clásico, el origen árabe. Lo cierto es que los ingredientes se prestan a pensar que esta sea la opción más real.
En cualquier caso, els panellets arraigaron en los reinos de Aragón y Cataluña como dulce típico del Día de Todos los Santos. Actualmente las pastelerías nos muestran una gran variedad de panellets de elaboración casera en sus expositores. Los ingredientes más tradicionales se mezclan con otros de nueva generación. Pese a que tienen que competir con las galletas y cupcakes de Halloween, els panellets no han perdido peso y siguen estando sobre las mesas de los catalanes en esta semana tan especial. 

OTROS DULCES TRADICIONALES DE MI BLOG

Miguelitos de la Roda
Huesos de Santo
Sigue a EL PLATO TÍPICO EN TWITTER  https://twitter.com/elplatotipico 
Sigue a EL PLATO TÍPICO EN FACEBOOK https://www.facebook.com/elplatotipico


HASTA LA PRÓXIMA

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE