Mostrando entradas con la etiqueta verdadera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta verdadera. Mostrar todas las entradas

lunes, 25 de julio de 2016

Como hacer ensaladilla rusa casera paso a paso

Ensaladilla rusa

Ensaladilla rusa, ensalada rusa, ensaladilla de verano... Llámala como quieras. Es la receta estrella del verano. La vas a ver en bares, restaurantes, chiringuitos de playa y desde ahora también en tu casa.

Existen millones de formas de preparar la ensaladilla rusa, cada persona tiene la suya. Yo te traigo la que para mi es la receta de toda la vida. La auténtica ensaladilla casera. En mi opinión su principal competidora es la ensalada murciana otra receta estrella del verano.

Ensaladilla rusa

Ensaladilla rusa receta



INGREDIENTES ENSALADILLA RUSA


  • MAYONESA
  • PATATA
  • HUEVO
  • ACEITUNAS SIN HUESO
  • ZANAHORIA
  • ATÚN
  • SAL
  • ACEITE DE OLIVA
      MÁS COSAS QUE LE PUEDES PONER A TU ENSALADILLA RUSA
  • GUISANTES
  • JUDÍA VERDE
  • SURIMI - PALITOS DE CANGREJO
  • MAÍZ
  • PIMIENTO DE PIQUILLO O MORRÓN
  • PEPINILLOS
  • ALCAPARRAS
  • GAMBAS
  • ANCHOAS
  • TOMATES
  • VARIANTES... ETC, ETC. 

A COCINAR!!!

1. HERVIR. Lo primero que vamos a tener que hacer es hervir la patata y la zanahoria, Las verduras de esta ensalada están todas hervidas, así que si tienes intención de añadir otras (guisantes, judías...) Ya sabes que tienes que hacer lo propio con ellas. 
Cortamos y pelamos las patatas añadimos sal al agua y las dejamos hervir hasta que estén en su punto. Las dejamos enfriar. En el mismo agua podemos hervir las zanahorias. No las pongas juntas o te saldrá todo demasiado naranja, la zanahoria destiñe. Dejamos también que se enfríe y una vez frías las cortamos en dados más pequeños a gusto de cada uno. A mi me gustan muy pequeños. 
También tenemos que hervir los huevos. Para el que nunca lo haya hecho hay que dejarlos hervir al menos 10 minutos con el agua ya burbujeando y después dejarlos enfriar.

2. MEZCLAR. Una vez están frías las verduras y el huevo podemos mezclar los ingredientes de la ensaladilla rusa, ponles un chorro de aceite de oliva una pizca de sal y vuelve a remover. En un bol o recipiente de mezcla ponemos mayonesa y vamos añadiendo la patata, la zanahoria, la clara del huevo duro cortada en trocitos (reservamos la yema para decoración) y el resto de verduras si las hubiese. 
Después añadimos el atún desmigajado, el surimi también en trocitos muy pequeños y las olivas troceadas (reserva algunas para decorar).  
Remueve todo muy bien con la mayonesa y ponlo en un recipiente que luego puedas meter al frigorífico o en el que vayas a presentar la ensaladilla. 

3. DECORAR. Decorar la ensaladilla rusa es todo un arte y cada familia tiene su particular estilo. Hay quien tiene más estilo y hay quien opta por el arte abstracto. En cualquier caso te recomiendo lo siguiente. Ralla la yema del huevo duro sobre la superficie de la ensaladilla a modo de nieve. Coloca unas tiras de pimiento rojo (yo uso de piquillo) en forma radial o de cuadrícula. Corta algunas olivas y colócalas de forma que queden bonitas. Y la metemos al frigorífico. 

IMPORTANTE QUE LA ENSALADILLA ESTÁ BIEN FRÍA A LA HORA DE SERVIRLA.

4. SERVIR LA ENSALADILLA RUSA. No puedes servir la ensaladilla sin tener bastoncitos de pan, colines, o como les queráis llamar. Ya sean en forma de lacitos o de palo, en mi opinión son imprescindibles. Es un consejo que quiero que tengáis muy en cuenta. Yo no puedo comerla sin esos palitos de pan tostado, parece que me falta algo si no los tengo. 


LA HISTORIA DE LA ENSALADILLA RUSA


Existe controversia sobre el verdadero origen de la ensaladilla rusa. La versión oficial nos lleva al restaurante L'Hermitage de Moscú en el 1864, y a su cocinero de origen franco-belga Lucien Olivier. No obstante existen referencias de un cocinero italiano y su recetario de Francatelli de 1846. 
En cualquier caso cabe decir que la receta de la archiconocida Ensaladilla Rusa se propagó como la pólvora así como sus innumerables variantes.

En España la Ensaladilla Rusa nos llegó en 1858 a los recetarios de cocina en castellano. En sus inicios esta ensalada se preparaba con ingredientes de lujo, caviar, langosta, salmón... con el paso de los años el pueblo fue adoptando y adaptando la receta a los ingredientes que tenía más a mano. Y fue en la década de 1950 con la aparición del turismo y los chiringuitos cuando comenzó a popularizarse hasta llegar a las cotas de receta universalmente conocida que actualmente ostenta. 

OTRAS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Tortilla de patatas
TORTILLA DE PATATAS

Ensalada murciana
ENSALADA MURCIANA

Pericana
PERICANA DE ALCOY
Judias a la vinagreta
JUDIAS A LA VINAGRETA


SÍGUEME EN LAS REDES

Youtube Ensaladilla rusa

Twitter Ensaladilla Rusa

Facebook Ensaladilla Rusa





4.70/5 – 1379

jueves, 5 de marzo de 2015

Buñuelos de New Orleans (Nueva Orleans) Beignets ¿Cómo se hacen?

Los beignets o buñuelos de Nueva Orleans son un dulce típico de Luisiana de Estados Unidos. Igual que nuestra receta de buñuelos de calabaza lo es en España. Me llamaron la atención viendo la película "Tiana y el Sapo" y aquí tenéis la receta.

Estos buñuelos de New Orleans o beignets son una verdadera delicia. Te recomiendo que los prepares algún día para probarlos y quizás los comas mientras ves la película ¿Quién sabe?





INGREDIENTES - BEIGNETS - BUÑUELOS DE NUEVA ORLEANS
  • 500 gramos de harina tamizada
  • 200 ml de leche caliente
  • 2 huevos
  • 25 gramos de levadura fresca 
  • 100 ml de agua caliente
  • 1/2 cuharadita de sal
  • 70 gramos de azúcar
  • Esencia de vainilla
  • 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
CONSEJOS
  • Tamiza la harina siempre
  • Saca la mantequilla del refrigerador con mucha antelación
  • También puedes usar semillas de cardamomo para darle un toque de sabor especial. Si las vas a usar mientras calientas la leche infusiónala con las semillas de cardamomo. 

A COCINAR!!!

PREPARACIÓN

1. En un bol grande ponemos el agua templada y disolvemos la levadura fresca y el azúcar removiendo bien. Dejamos reposando unos 15 -20 minutos.

2. En otro recipiente mezclamos la leche templada, la sal y los huevos. Batimos suavemente hasta que queden uniformes y añadimos un par de cucharaditas de esencia de vainilla. Depende de la intensidad que quieras y de lo que te guste ese sabor en particular claro.

3. Añadimos la mezcla de huevo y leche al bol de agua y levadura, removemos bien hasta que todo quede integrado. Después cucharada a cucharada vamos añadiendo la harina. Tenemos que asegurarnos que no queden grumos, así que mejor tamizarla antes. Al mismo tiempo vamos incorporando la mantequilla poco a poco. Al final tenemos que tener una masa uniforme y sin grumos parecida a la del pan. La dejamos reposar durante unos 15 minutos.

4. Sobre una superficie plana y limpia apta para amasar espolvorea harina. Amasa durante unos minutos hasta que no se pegue a los dedos ni a la mesa. Entonces la hacemos una bola, la ponemos en un bol grande y lo tapamos con papel transparente. Hay que dejarla reposar durante dos horas para que la masa suba. Ten en cuenta que va a crecer más de el triple así que usa un recipiente grande.

5. Ahora volvemos a espolvorear harina sobre la mesa sacamos la masa del bol y la amasamos ligeramente para después aplánala con un rodillo suavemente sobre la mesa. Recuerda enharinar el rodillo también. Deja un grosor de un dedo o poco más. Contra más grosor dejes más altos serán los buñuelos. Ahora solo queda cortarlos en porciones iguales, puedes usar un molde o un cuchillo. La forma tradicional es rectangular. 

6. Ahora solo nos falta freírlos en abundante aceite de girasol. Yo te recomiendo hacerlo máximo de dos en dos. Tienen que quedar dorados pero dejando una línea central más blanquita. Hay que estar muy atentos al aceite. Unos segundos de descuido puede significar buñuelos quemados y aceite estropeado. 

7. Según salen del fuego los ponemos sobre papel de secar para que expulsen el exceso de aceite. Una vez fríos tienes la posibilidad de ponerles un poco de miel por encima y espolvorear azúcar glas y si no te gustan con miel poner solo el azúcar en polvo. Y ya tienes tus buñuelos al estilo de New Orleans o Beignets. Los mismos que preparaba Tiana pero seguro que más ricos. 

PRESENTACIÓN

Como ya os he comentado una vez terminados puedes usar miel, siropes, azúcar glaseada, mezclar agua con azúcar y untarlos con una brocha... Lo que tu quieras. 

ORIGEN E HISTORIA

Los buñuelos son conocidos en el mundo entero. Desde Valencia hasta Nueva Orleans, pasando por China y muchos países del norte de África. Es por lo tanto complicado especificar su principal raíz, aunque todo hace pensar que sea uno de los muchísimos dulces que los árabes trajeron a España durante su estancia en la península. 

En la película de Disney "Tiana y el principe Sapo" La protagonista es toda una especialista en este postre tan popularizado en la ciudad sureña de New Orleans. Allí los toman tanto como desayuno, almuerzo, merienda, o cena. Seguro que muchos y muchas de los que habéis visto la película os habréis encaprichado con uno de estos riquísimos buñuelos o Beignets.



 OTRAS RECETAS DE MI BLOG QUE PUEDEN INTERESARTE

4.70/5 – 1379

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE