Mostrando entradas con la etiqueta pan. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pan. Mostrar todas las entradas

jueves, 4 de septiembre de 2014

Salmorejo de Jalapeños. Receta paso a paso.

Salmorejo Mexicano Salmorejo mejicano Salmorejo Jalapeños

El salmorejo es una de lassopas o cremas frías más populares de España junto con el gazpacho andaluz. Es una receta fácil y rápida de preparar que admite muchas variantes. Yo la he querido preparar la receta con un toque picante y un aire mexicano, así que le he puesto jalapeños y cilantro. La verdad es que quedó riquísimo y diferente al tradicional. 




INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • TOMATES ROJOS MUY MADUROS (3 o 4 UNIDADES)
  • JALAPEÑOS EN RODAJAS (AL GUSTO)
  • CILANTRO FRESCO (NO MUCHO)
  • PIMIENTO VERDE (1)
  • CEBOLLA (1/2)
  • PAN (AL GUSTO)
  • ACEITE DE OLIVA
  • VINAGRE 
  • SAL 
A COCINAR!!!

Vamos a necesitar una batidora de vaso, pero puedes usar cualquiera, y poco más. 

CONSEJOS
  • Si no tienes tomate natural a mano puedes usar tomate entero en lata.
  • Recuerda probar, probar y probar mientras lo preparas. La sal, el jalapeño, el vinagre y el pan van al gusto de cada uno. 
  • Servirlo frío es la mejor opción. Déjalo en la nevera al menos unas horas.
  • Cambia o añade los ingredientes que tú quieras.
  • No le he puesto ajo, lleva jalapeño. 
1. LOS TOMATES. Yo prefiero quitarles la piel, puedes escaldarlos en agua caliente o pelarlos directamente. Los troceamos y los ponemos en la batidora. El PIMIENTO VERDE, quitamos las pepitas troceamos y a la batidora. La CEBOLLA, yo corto una mitad y la troceo. La paso bajo el grifo para quitarle un poco de fuerza y añado la mitad. El resto lo hago poco a poco según voy probando. 

2. Añadimos un chorro de ACEITE DE OLIVA, la calidad sí importa. Una cucharadita de café de SAL y BATIMOS durante un minuto hasta que la mezcla quede suave.

3. Probamos y añadimos unas rodajas de JALAPEÑOS. Batimos y probamos. Nos falta añadir el PAN, yo uso pan flojo, normalito. Lo troceamos dejamos que se moje bien y batimos. 

4. AJUSTAMOS LOS PUNTOS. Falta el VINAGRE, que le da el toque fresco. No le pongo mucho batimos y probamos. Añadimos un poco más de sal para intensificar los sabores, pero siempre siempre... probándolo. Y si lo quieres más picante añades más jalapeños.

5. Dejamos enfriar unas horas en el refrigerador y antes de servir picamos un poco de CILANTRO y lo ponemos por encima. 

6. BROCHETAS. Eso ya es cosa de cada uno. Tomatitos cherry, uva, pepino, jamón serrano, fresas, aguacate, anchoa... Lo que tú quieras. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Un vino blanco joven bien frío... pero... ten en cuenta una cosa, que el vinagre es un poco complicado de maridar. Sinceramente, yo bebo agua.

PRESENTACIÓN

Pues ya cada uno. Yo usé copas de helado, que hacía tiempo no usaba. Pero puedes usar plato hondo o incluso cuenco o cazuelita de barro. Adórnalo como quieras, virutas de jamón frito, ralladura de nuez, trocitos de almendras saladas, huevo duro... Yo le puse una brocheta esta vez. 

HISTORIA Y ORIGEN

El Salmorejo es uno de los platos típicos de Córdoba. Tiene mucho en común con su primo el Gazpacho Andaluz si bien existen algunas diferencias. El salmorejo es más espeso, suele tener menos ingredientes y se usa más miga de pan en su elaboración. 
El Salmorejo es un plato humilde tal y como sucede con muchas recetas tradicionales españolas. Eran los jornaleros del campo los que lo preparaban y comían en los mismos campos. No siempre tuvo tomate. Dicen algunos escritos que al principio se preparaba con pan, ajo, sal, vinagre y poco más. Menos mal que se añadió el tomate. 
Hay otras referencias que datan recetas similares en la época mesopotámica. La idea final y común era siempre aprovechar el pan duro de algún modo, y llenarse el estomago para darle tregua al hambre. 
El salmorejo tiene varios primos, el Gazpacho, la Porra o la Mazamorra son algunos de ellos. 


    OTRAS RECETAS DE MI BLOG QUE PUEDEN INTERESARTE

Atascaburras
Arroz al Horno
Ensalada murciana



SÍGUEME EN LAS REDES






miércoles, 15 de enero de 2014

Merluza en Salsa Verde ¿Cómo se hace?

La Merluza en Salsa Verde es uno de mis platos favoritos. Por sabor, por como se prepara y por como le gusta a todo el mundo cuando lo hago. Es una receta muy rica ideal para hartarse a mojar pan. Aunque hay muchas formas de preparar la Merluza en Salsa Verde al final cada cocinero opta por una receta personal que puede modificarse en función de los ingredientes que tengamos en casa. Yo intento que la mía siempre sea igual (para no perder la base) y añado algún elemento nuevo para ver que tal sale. 
La merluza es un pescado blanco que se pesca habitualmente en los mares que rodean a Europa, principalmente en el Mediterráneo y en el Cantábrico. Podemos encontrarla bajo muchos nombres pescada, pescadilla, pijota, alambolo, carioca, cría, ilus, legatza, pijotilla o pitillo.

Vamos con la receta que si no se nos hace tarde. 





INGREDIENTES PARA 4 RODAJAS DE MERLUZA (2 PERSONAS)

  • 4 RODAJAS DE MERLUZA
  • GAMBAS O GAMBONES FRESCOS
  • PEREJIL FRESCO
  • 1 CEBOLLA
  • 1 ZANAHORIA
  • 1 HOJA DE LAUREL
  • PUERRO
  • NABO, APIO... 
  • HARINA
  • ACEITE DE OLIVA SUAVE
  • VINO BLANCO
  • SAL
  • PIMIENTA BLANCA
  • CALDO DE PESCADO
  • 2 DIENTES DE AJO
  • 1 BARRA DE PAN
Cuando digo rodajas de merluza, son rodajas de merluza. Yo recomiendo comprar una merluza fresca y que el pescadero te la preparare en rodajas. La que te sobre puedes congelarla sin problema. En los congelados venden merluza en medallones que no tiene el hueso central. Realmente esas rodajas no son reales como tal, mezclan y comprimen partes del pescado para formar esos medallones. Al mismo precio vas a encontrar la merluza en rodajas con su piel.

A COCINAR!!!

1. En primer lugar vamos a preparar nuestro caldo de pescado o "fumet" y verduras. En un cazo ponemos aproximadamente dos vasos de agua y medio. Ponemos el fuego alto y esperemos que esté caliente. Mientras podemos cortar media zanahoria en rodajas finas. También cortamos unas rodajitas de puerro, el nabo, la hoja de laurel, un gajo de cebolla y el apio. Lo cortamos en trocitos pequeños porque no lo vamos a usar para comer solo para dar sabor y contra más pequeño sea el trozo antes se cocina. Añadimos todo al cazo y dejamos hervir a fuego medio durante 15 minutos. 
Mientras podemos ir preparando el resto de ingredientes. Picamos un cuarto de cebolla muy fino, unas rodajas de puerro y rallamos la media zanahoria que nos queda. He dicho la rallamos, ojo. También hacemos lo propio con un diente de ajo. Cogemos las gambas (yo usé gambones) y les quitamos la piel y las cabezas que vamos a usar para el "fumet" o caldo de pescado. 

2. Pasados los 15 minutos añadimos al cazo las pieles de gambas, cabezas incluidas. También la cabeza de la merluza cortada en trozos (díselo al pescadero... "me corta la cabeza para sopa por favor?"). Si no tienes ni una cosa ni otra puedes añadir una pastilla de caldo de pescado. Yo cuando veo que mi caldo no está muy potente se la añado. Remueve todo bien y déjalo de 10 a 15 minutos.Cuando veas que se acumula espuma en la parte superior del caldo retírala con un colador o cuchara. Mientras ese tiempo pasa tenemos más cosas que hacer.

3. Vamos a preparar las gambas y la merluza. Sí, por separado. Después de hacer muchas veces este plato he llegado a este protocolo que me funciona muy bien... atentos. Primero pongo aceite de oliva en una sartén grande. Pongo hasta cubrir toda la superficie de la sartén y medio dedo de profundidad. No te pases con el aceite, si no estás seguro mejor quedarte corto que largo. Si te quedas corto luego puedes añadir sin problema. Cuando el aceite comienza a calentarse ponemos un diente de ajo partido en tres o cuatro trozos (el picadito no), también ponemos unas rodajas de puerro. Salpimentamos las gambas ya peladas y las ponemos en el aceite junto con el ajo y el puerro. Removemos con una cuchara de palo (como la gamba tiene mucha agua puede saltar un poco, si quieres evitarlo sécalas con papel antes de meterla al aceite). El tiempo que tienen que estar es casi casi un vuelta y vuelta. Apenas 15 segundos por cada lado. Reservamos las gambas/gambones y sacamos del aceite con cuidado el puerro y los ajos. No tienes que dejar que se quemen, si ves que están dorándose demasiado retíralos antes. Ahora en el mismo aceite vamos a marcar las rodajas de merluza previamente salpimentadas. Yo lo hago así... Voy colocando las rodajas en el fuego con mucho cuidado de no salpicar aceite. Cuando tengo puesta la última le doy la vuelta a la que había puesto primera y cuando llegues a la última ya puedes sacar la primera y reservarla. En total no serán dos o tres minutos. Solo vamos a precocinarlas. Si te pasas en este punto y las cocinas demasiado luego pueden estar secas. 

4. El caldo ya estará listo así que lo pasamos por un colador y nos quedamos solo con "fumet". Prueba el punto de sal. ¿A que sabe riquísimo? 
Volvemos a la sartén con ese aceite que ya tiene el sabor de la gamba, el ajo y la merluza. Ahora llega el momento de la cebolla, la zanahoria rallada y el ajo. El fuego no tiene que estar muy fuerte, queremos solo pocharlas no dorarlas. Dejamos la cebolla y el ajito picado un par de minutos cocinándose bien hasta que notes que la cebolla se pone transparente. No dejes que el ajo se queme, no me cansaré de repetirlo. Ahora es el momento de añadir la harina. Yo le suelo poner una cucharada y media de harina de trigo. Remueve rápidamente con una cuchara de palo porque seguro que intentará pegarse al fondo. En este punto hay que estar muy atento a la jugada y no despistarse. La harina hará una gacha o crema espesa cuando se junte con el aceite, hay que tener paciencia y no dejar de remover al menos por un minuto. Si quieres puedes separar la sartén del fuego la idea es que la harina se cocine y no esté cruda. Lo notarás porque cambia de color, se pone amarilla-dorada. Entonces añadimos un chorrito de vino blanco y removemos removemos removemos... Cuando notes que la salsa comienza a espesarse otra vez es el momento de añadir el caldo de pescado. Lo vamos a añadir poco a poco, cucharada a cucharada. Así controlaremos la salsa como mejor nos interese. Siempre sin parar de remover para facilitar que la salsa vaya ligando, osea quedando homogénea. Tiene que quedar más líquida que espesa porque después vamos a reducirla (evaporar parte del líquido para que espese y se concentre el sabor). Ahora vamos a añadir el perejil picado fino. Si pones las "hojacas" tal cual te va a quedar feo y el sabor no se mezclará igual. 
Una forma de conseguir perejil picado es coger un puñado de hojas, hacerlas una bolita compacta y cortar con un cuchillo sobre una tabla.
Añadimos el perejil a la salsa y seguimos removiendo durante un par de minutos más o menos. 


5. Ahora es el momento de que la salsa y el pescado se vuelvan a ver las caras. Ponemos los medallones y las gambas en la salsa y dejamos que se cocinen unos 2 minutos por cada lado. Hasta que se queden al punto. Pasado ese tiempo... voooolvemos a sacar los medallones y los ponemos en el plato que vayas a servirlos o simplemente los reservas. ¿Por qué? Porque la merluza ha soltado parte de su jugo, un jugo que debe ligarse con la salsa ya que le da un punto muy especial. Para eso hay que remover la salsa con la cuchara de palo. Si tienes los medallones en la sartén va a ser complicado que lo consigas. Las gambas también fuera. Ligas la salsa bien, la pruebas de sal y apagas el fuego. Ya está listo.

PRESENTACIÓN

A la hora de emplatar vierte un poco de salsa en el plato, yo uso los típicos cuencos de barro, y luego pon sobre ella la merluza y las gambas. Después cubre todo con más salsa. Puedes decorar con una hojita de perejil. Corta una buena cantidad de pan y prepárate para mojar. Está de muerte. 

¿QUÉ BEBEMOS? 

Yo no suelo beber mucho vino en casa a la hora de la comida, pero dicen los expertos que un vino blanco es ideal para este plato.Yo un baso de agua. 

VARIACIONES

Puedes usar las verduras que tú quieras para la salsa, puedes poner almejas, mejillones... lo que tú quieras. Es un plato muy abierto en ese sentido. Como ya os he dicho, esta es mi particular visión de la merluza en salsa verde. 

ORIGEN E HISTORIA

La merluza en salsa verde es un plato de origen vasco, al parecer. De hecho también se la conoce con la denominación de merluza a la vasca o merluza kosquera. Hoy en día puedes pedir este plato en cualquier restaurante de España, pero en cada sitio te lo prepararán a su manera. 

¿Cómo le llaman a la merluza en otros lugares?
  • ALEMANIA - Seehecht              
  • CATALUÑA - Lluç
  • DINAMARCA - Kulmule
  • ESPERANTO - Eglefino (te cagas)
  • FRANCIA - Merlu
  • PAÍS VASCO - Legatza
  • FINLANDIA - kummeliturska
  • HOLANDA - Heek
  • ITALIA - Nasello
  • INGLATERRA - Hake
                 OTRAS RECETAS DE MI BLOG QUE PUEDEN INTERESARTE


ARROZ AL HORNO

ATASCABURRAS

CEVICHE MEXICANO


martes, 3 de diciembre de 2013

Pan de Cadiz Receta

Si quieres saber como hacer Pan de Cádiz has llegado al sitio ideal. Es uno de los dulces más típicos de la Navidad en España. Yo te voy a ayudar a prepararlo con una receta fácil, rápida y que siempre sale perfecta.

Su forma de panecillo es inconfundible, al igual que su sabor y dulzura. El Pan de Cádiz es básicamente un mazapán relleno. En su interior solemos encontrar fruta escarchada, dulce de batata o cabello de ángel. También existe otra variante que tiene dulce de yema como relleno. En cualquier caso siempre está riquísimo y es muy apetecible. ¿Te animas a elaborar tu propio Pan de Cádiz? Aquí te explico la receta paso a paso. 



fuente wikipedia


INGREDIENTES PARA EL MAZAPÁN 

  • AZÚCAR EN POLVO 200g
  • HARINA DE ALMENDRA 200g
  • RALLADURA DE LIMÓN OPCIONAL
  • UN HUEVO (SOLO LA CLARA)
INGREDIENTES PARA EL RELLENO
  • AZÚCAR EN POLVO 50g 
  • 3 YEMAS DE HUEVO
  • CABELLO DE ÁNGEL O FRUTA ESCARCHADA 

1. Lo primero que haremos será nuestro mazapán. Esta receta te sirve también para hacer figuritas de mazapán de Navidad. Es tan fácil que es imposible que te salga mal. Solo ten en cuenta como consejo que la harina de almendra tiene que ser harina de almendra. No sirve almendra triturada, la textura debe ser harina. La venden en supermercados ya preparada. El azúcar debe ser en polvo, porque si no quedará muy granulado. Mezclamos el azúcar y la almendra. Después añadimos la clara de huevo y removemos con un cucharón de madera. Este sería el momento de ponerle la ralladura de limón o alguna esencia si quieres que tenga un sabor diferente. Llega un momento en el que tienes que dejar la cuchara y meter los dedos en la masa para ir dándole consistencia. Sigue amasando durante unos minutos hasta que veas que no se pega a las manos. 
Ten en cuenta que la yema del huevo la vamos a usar para pintar el mazapán por encima así que no la deseches. 
Para darle forma vamos a usar un rodillo y film transparente. Si no tienes film puedes usar papel de hornear. Estiramos la masa poco a poco para que no se quiebre hasta conseguir 4 láminas. El grosor debe ser de un dedo o más. Si las haces finitas no va a quedar bien. Las que vayan a ser la base y el techo pueden ser un poco más gruesas. La que será la parte superior la vamos ha dejar más grande que las otras tanto en ancho como en largo. Nos servirá para tapar el conjunto luego. Las dejamos en el frigorífico bien tapadas para que no se resequen mientras preparamos el relleno. 

2. Para el relleno tienes varias opciones. Lo tradicional es ponerle trozos de fruta escarchada. La fruta escarchada o calabacetes son esos trozos de frutas (cerezas, manzanas, melocotones, sandías, peras...) que están totalmente glaseados con una textura dura. La venden en los supermercados sobre todo en la época de Navidad. 
Otra opción es ponerle cabello de ángel que también lo podemos encontrar envasado al vacío. 
La tercera posibilidad es preparar un dulce de yema. Para ello necesitamos 3 yemas y 50 g de azúcar en polvo. Mezclamos (no batimos) las yemas en una taza le añadimos el azúcar. Las ponemos en un cazó a fuego bajo  y removemos constantemente con un cucharón. Pueden tardar varios minutos, tienes que tener paciencia. Vamos subiendo la temperatura hasta llegar a fuego medio, pero nunca más. Cuando veamos que comienza a cuajar y volverse espesa la mezcla pagamos el fuego y seguimos removiendo. A mi me tardó la última vez como 15 minutos, pero lo hice a conciencia. La consistencia final debe ser como de mermelada. Cambiamos la yema confitada a un recipiente frío, un tazón por ejemplo. Enfriamos y reservamos.

3. Vamos a montar nuestro Pan de Cadiz. Cogemos una de las láminas gruesas que será la base. No te preocupes si no son láminas simétricas, luego las recortamos con un cortapizza por ejemplo. Sobre ella vamos a poner fruta escarchada cortada en trozos del tamaño de un dado o poco más. Con una base plana, un plato mismo, las aplastamos un poco contra el mazapán para que se asienten. Ahora ponemos otra lámina de mazapán y volvemos a compactar. Con este truco evitamos que se quede aire en medio y se vea feo en el corte. Ahora ponemos una capa de dulce de yema. Tapamos con otra plancha de mazapán y volvemos a poner fruta escarchada. La compactamos y le ponemos la última capa tapando el pan. 
Ahora amos a acomodarlo todo bien con las manos para que nos de la forma de un pan. La idea es que ahora tenemos una especie de lasaña, pero como la capa superior la habíamos hecho mas grande vamos cerrando el pan con ella. Moldeamos con paciencia, sin olvidar donde está la línea horizontal. No hagas una morcilla de mazapán.
Te recomiendo que comiences a montar tu pan sobre el papel de hornear. A mi la última vez me fallo ese paso y al separar el film transparente de la base una vez estaba ya todo montado se me estropeó. Cuando ya lo tengas formado puedes perfeccionar el diseño con una cucharita mojada en agua. Es la mejor manera de esculpir el mazapán. 

Llegado este punto quiero aclarar que si no te gusta la fruta escarchada puedes ponerle solo yema. Que hay gente que mezcla la yema con cabello de ángel. Que también hay quien tritura la fruta en trocitos minúsculos. Incluso puedes poner menos láminas o en distinta distribución. En fin, que cada uno tiene su forma de hacerlo y sus gustos. Tú hazlo como quieras, como prefieras tú o tus comensales. 

4. Ahora que tenemos nuestro pan listo vamos a decorarlo. Para eso puedes usar cualquier artilugio o herramienta para darle forma a la capa superior haciendo unos surcos o hendiduras. Lo típico es hacerle forma de pan o rombos con líneas que se crucen. Pero si te ves con ganas puedes hacer lo siguiente. Si tienes moldes de fondant con flores o cualquier otro puedes usarlos para decorar la capa superior. Después mojamos un pincel con yema de huevo y pintamos. Pero que no quede muy pintado y solo la parte de arriba. Así se consigue una apariencia más estética cuando sale del horno. La forma final debe parecerse a un pan de molde o mejor dicho a un cofre del tesoro. 

5. El horno debe estar precalentado con función solo arriba a 250ºC o si quieres puedes usar el grill. Pon el Pan de Cadiz en una bandeja con papel de hornear a media altura y déjalo unos minutos. No me atrevo a decirte una cantidad exacta porque cada horno es diferente. Solo que 10 serían muchos. Yo lo dejaría un "Pero mira como beben los peces en el río" y un "ya vienen los reyes" y poco más. Vigila constantemente como se va dorando y cuando esté a tu gusto lo sacas. Si te pasas el huevo se quemara, se pondrá negro y aunque el sabor no cambiará mucho quedará feo. 

Ah! Un detalle para rematar la faena. Si tienes la posibilidad de conseguir obleas finas puedes usar una para la poner bajo la base de mazapán. Así será más fácil de poner luego en un plato y de cortar. 

Yo este año aún no lo he preparado pero el del año pasado estaba riquísimo. Espero que me de tiempo hacerlo. La foto que veis es un ejemplo perfecto de Pan de Cádiz aunque es demasiado bonita para ser una obra mía. En los próximos días colgaré la foto de mi Pan de Cádiz y me gustaría también que me mandaseis vuestras creaciones. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Pues yo creo que un vino dulce va genial. Un moscatel o un licor de hiervas casero de esos que son amarillo "fosforito" que son la muerte. He dicho son la muerte, no me he equivocado. Siempre me dicen... "tomate uno que esto es digestivo"... la madre del cordero va a ser digestivo. 

ORIGEN E HISTORIA

El Pan de Cádiz es un dulce típicamente gaditano. Cádiz es una preciosa ciudad del sur de España. Una de las localidades más cercanas al continente africano, cerca del Peñón de Gibraltar. Este dulce se popularizó a mediados del sigl XX gracias a la elaboración en una de las pastelerías más populares de la ciudad El "Horno la Gloria". Pero tiene una historia anterior. Dice la leyenda que durante el asedio que Cádiz sufrío por parte de los franceses a principios del siglo XIX hizo que se agudizara el ingenio. Y a falta de trigo para hacer pan usaron la almendra almacenada que tenía como destino las colonias de ultramar para elaborar un pan que acompañase a las comidas. Fue en aquel asedio donde se elaboró la primera constitución española, la de 1812 conocida popularmente como "La Pepa" (por haberse firmado el día de San José). De allí viene la popular expresión "Viva la Pepa". 
Otra versión habla de que los árabes que allí residieron durante cientos de años son los responsables de la creación este dulce que con el paso del tiempo se fue perfeccionando hasta llegar a nuestras mesas por Navidad. 

Por cierto también se le suele llamar turrón de gloria, sobre todo si solo lleva yema de relleno.

También quiero contar que el cabello de ángel es muy utilizado en esta receta pese a que yo casi ni lo he mencionado.

Existen variantes del turrón basadas en el Pan de Cadiz. El mal llamado turrón de tutti-frutti. De hecho también se le suele llamar turrón de Cádiz. 

Ya no me enrollo más que no os dará tiempo a comprar los ingredientes hoy. Espero que os guste la receta y que hayáis aprendido algo más sobre este dulce tan típico de la gastronomía navideña española. 

RECETAS DE NAVIDAD DE MI BLOG QUE TE PUEDEN INTERESAR


MAZAPÁN CASERO
PAN DE CÁDIZ
HASTA PRONTO Y FELIZ NAVIDAD


viernes, 16 de agosto de 2013

SUSPIROS DE MANACOR, REPOSTERÍA BALEAR


Hola a todos y bienvenidos a El Plato Típico. Ya que estamos en pleno mes de agosto y yo no me tomo vacaciones, me voy a permitir el lujo de ir a buscar la receta de hoy a un lugar muy veraniego, Mallorca. Pero no nos vamos a quedar en la capital, visitaremos la localidad de Manacor.
Manacor, aunque algunos no lo crean, ya existía antes de que allí naciese el tenista Rafa Nadal. Es una bella población ligada al mar y con una rica gastronomía. Hoy nos vamos a interesar por uno de sus dulces más tradicionales, los Suspiros de Manacor. Su elaboración es una tradición centenaria que se pierde en los tiempos y son tan ricos como sencillos de hacer.

Otros nombres: Sospirs, sospiros





INGREDIENTES

  • HARINA DE TRIGO 300 gr
  • AZÚCAR 300 gr 
  • HUEVOS 2
  • LIMÓN 1
  • CANELA 1 CUCHARADITA RASA
  • BICARBONATO SÓDICO, 1 CUCHARADITA o 5 gr de LEVADURA ROYAL

A COCINAR!!!

1. Lo primero que debemos hacer es poner el azúcar en un bol y mezclarla muy bien con los huevos. Removemos muy bien con las varillas o las manos hasta conseguir que el azúcar quede diluido. Puedes tardar un rato en conseguirlo, no te preocupes. 

2. Lo siguiente es conseguir la ralladura del la piel de limón sin llegar a la parte blanca. Mezclamos la ralladura en el bol con el huevo y el azúcar. Tamizamos la harina junto con una cucharadita de bicarbonato sódico, otra de canela y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla. Los 300 gr de harina que he puesto en ingredientes son solo una cantidad orientativa. Hay que ir poniendo poco a poco sin dejar de amasar (con las manos o la amadasora) hasta conseguir que la masa no se pegue. Ese será el momento de dejar de añadir harina. Nos quedará una masa parecida a la del pan. 

3. El horno debe estar precalentado a 180ºC. Cogemos una bandeja del horno y le ponemos papel vegetal para evitar que se peguen. También puedes espolvorear un poco de harina. Amasamos la masa para formar cilindros de un dedo de grosor como máximo y de largo un palmo. Redondeamos los extremos. Los ponemos en la bandeja bien separados. La masa se expande y podrían pegarse. Los dejamos en el horno durante 20 minutos. Tienes que estar atento porque quizás estén hechos antes. La señal será que estén totalmente dorados y agrietados. Una vez fuera del horno hay que dejarlos reposar hasta que no estén calientes.

Esta es la dirección de mi blog. Si te ha gustado la receta no dejes de visitarlo para encontrar muchas más.
 http://elplatotipico.blogspot.com.es/ 

PRESENTACIÓN

Los Suspiros de Manacor son un pan dulce casero no apto para dentaduras postizas. Se suele comer como almuerzo, desayuno o merienda. La presentación de este dulce no es muy exigente, es un plato sencillo. Puedes poner varios alineados en una bandeja y será suficiente para ver como se los comen. 

VARIANTES

Bueno, pues realmente es un dulce tan sencillo que pocas variables tiene. Hay quién ni le pone canela ni ralladura de limón. Hay quien le añade semillas de anís, o quién le pone azúcar por encima una vez cocinado. Hay quien usa azúcar moreno. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Los Suspiros de Manacor son un bocado complicado y algo seco. Yo aconsejaría un licor de almendras o avellanas. La mistela o el moscatel tampoco serían una mala solución. También se pueden tomar con café o leche en el desayuno. 

ORIGEN

Es un dulce tan antiguo como austero. Los ingredientes hacen pensar que fue de origen árabe pero no he encontrado muchas referencias al respecto. Así que si Rafa Nadal o cualquier otro manacorí está leyendo esto, que se anime a contar la historia de los Sospiros de Manacor




AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE